Días 22-24. ¿Feliz Cumpleaños?

27 de febrero a 1 de marzo de 2019.

Wellington – Picton – Havelock – Richmond – Mapua. Dt = 866 Km.

Picton

Personalmente, no me exalto demasiado cuando llega el día de mi cumpleaños. Pero siempre es genial recibir felicitaciones y regalos de aquellos seres queridos con los que compartes tu día a día y también romper la rutina por un minuto de todos aquellos amigos y conocidos con los que no compartes tantos momentos, pero el cariño es inmenso. Pero este año mi cumpleaños tenía que ser especial. No solo por cumplir 28 años en el día con el mismo número, sino obviamente por vivirlo yendo en bicicleta por Nueva Zelanda siendo así el cumpleaños más “largo” posible en la historia de mi vida. Y yo no lo sabía, pero efectivamente este cumpleaños iba a acabar haciéndose largo…muy muy largo.

Sin embargo, empezó de forma inmejorable, con la tripa llena de los característicos mejillones verdes de la zona, y que pudimos degustar en la tranquila localidad de Havelock. Increíble placer para el paladar el degustar los mejillones bañados en salsa de nata, vino blanco, ajo y hierbas. Sobre todo si vienes de comer pasta y noodles todo el tiempo.

El día siguiente, empezamos a pedalear como de normal hasta la localidad de Pelorus Bridge. En ésta, teníamos que decidir entre dos alternativas de ruta. Una opción consistía en ir por la estrecha carretera sin arcén y llena de curvas, doblando la distancia y exponiéndonos a los grandes camiones que circulaban a toda velocidad. La otra opción era atravesar las montañas por un camino con mucho desnivel y con bastante mala fama en internet, pero que formaba parte de la oficial ruta de mountain bike que atraviesa las islas norte y sur de punta a punta, conocida como “Tour Aotearoa”. Esperamos unos minutos en el cruce para chequear la afluencia de camiones, y solo en unos segundos pasaron dos camiones cargados y arrimados a la cuneta que hicieron temblar el suelo. Así que la balanza se inclinó por tomar el camino con la idea preconcebida de que nos iba a tocar sufrir en lo físico pero que era una buena apuesta si queríamos ganar en seguridad.

El primer tramo fue un agradable paseo por el valle en carretera de asfalto y después un camino en el que nos tocó protegernos del polvo un par de veces. Nos fuimos adentrando en zona boscosa hasta que encontramos el desvío hacia el puerto. Encontramos allí unas señales en medio de ambos caminos, no quedando muy claro a cuál de los dos se refería. Uno de los carteles indicaba que la zona estaba cerrada por peligro de incendio, pero por el contrario no habían tapado el cartel que permitía el uso en el caso de las bicicletas. En ese momento, teníamos tan reciente el miedo a la carretera y estábamos ya tan lejos de ella, que decidimos seguir hacia adelante. Más adelante nos cruzamos un par de vehículos que nos tranquilizaron. Esos encuentros nos hicieron pensar que la ruta estaba abierta y que las señales debían estar desactualizadas o se referían al otro camino.

Estábamos decididos a llegar Nelson, así que comenzamos la lucha con los fuertes desniveles al principio y después con el progresivo empeoramiento de la condición del camino que nos hizo preguntarnos sobre cómo era posible que formara parte del Tour Aotearoa y que clase de bicicletas había que montar para pedalear por semejantes pedregales. Llegó un momento en el que solo hacíamos que andar empujando nuestras cargadas bicis batallando contra la resistencia de cada uno de los enormes cantos nada rodados que a veces retaban nuestra estabilidad. No era posible caerse de la bici, pero sí, caerse “con” la bici. Quizás no tan físicamente doloroso, pero eternamente más doloroso para el ánimo y alimento de la impotencia.

Nos encontramos a un motero y a unos empleados en la pick up de la compañía eléctrica que seguramente operaba la línea de alta tensión la cual no perdíamos de vista.  El motero nos  dijo que la ruta estaba abierta a bicis pasado el puerto pero que él se tenía que dar la vuelta, solo pudiendo haber llegado a la cima. Por su parte, el chico en la pick-up nos aseguró que no nos quedaba mucho… ¡Que no nos quedaba mucho decía…¡La madre que lo parió! Nunca consideres consejos de un kiwi que no vaya en bici.

La línea eléctrica salvaba en línea recta el enorme desnivel de la montaña, pero el camino, no tan visible, serpenteaba en torno a esa línea recta con sus pendientes extremas llenas de gravilla. Mirar hacia arriba no daba muchos ánimos. “No vamos a llegar nunca” pensaba una y otra vez. Pero tras derramar sudor y lágrimas alcanzamos la cima, y con ello tuvimos algo de cobertura para avisar al Warmshowers que nos acogía de que llegaríamos inevitablemente de noche. Tras semejante prueba de tenacidad, esfuerzo y perseverancia, el miedo caía ahora al otro lado de la colina. Si iba a ser tan difícil subir como bajar, ese iba a ser el cumpleaños más feliz de mi vida. Por suerte, la bajada fue algo más complaciente, pero durante mucho tiempo tuvimos que bajar de la bici para realizar el descenso, tirando de brazo y muñeca para frenar la bici. Ya atardeciendo llegamos a un lago que nos maltrataba con algunas cuestas inesperadas tras la larga bajada, pero seguimos peleando. Nuestro anfitrión en Warmshowers nos ofreció su gran ayuda comentando la posibilidad de venir a buscarnos al cruce con la carretera, pero le contestamos que no queríamos molestar y que intentaríamos llegar aunque fuese de noche.

Está anocheciendo, pero nosotros en cambio vemos la luz. La carretera no queda lejos. Una vez allí ya solo era cuestión de poner las luces y tener cuidado y paciencia. Pero espera… ¡no puede ser! ¡otra vez se pincha mi rueda delantera…! ¡Feliz cumpleaños! Ahora sí, solo nos quedaba bajar andando hasta el cruce de la carretera y esperar la milagrosa aparición de nuestro anfitrión. Solo minutos después del pinchazo, llegamos al cruce…y ¡allí está! ¡un pequeño todoterreno a un lado de la carretera! ¡Tiene que ser él! Nos saludamos, y no sabemos cuál es la mejor forma de expresar nuestra gratitud. Este sí es un gran regalo meritorio de un buen cumpleaños.

Simon es un gran aficionado del ciclismo y en su todoterreno tiene una baca exterior en la que sin desmontar ni la rueda colocamos nuestras bicis. Aún quedan unos 20 kilómetros hasta su casa, lo cual nos hace pensar de la que nos hemos librado. Lo primero que Simon reafirma es que la zona estaba estrictamente cerrada por el peligro a incendios y que incluso él había entrado en una zona restringida con el objetivo de esperarnos en aquel cruce. Aliviados, tenemos ya la mente puesta en la ducha caliente y la cama que nos espera.

Simon y su mujer Julie nos ofrecieron una inmejorable experiencia Warmshowers, de esas en las que sientes incredulidad por todo lo que se te está brindando. Nos hicieron la cena y pudimos dormir en una habitación y con una mega cama ultra cómoda. Incluso al comentarles que era mi cumpleaños, me sorprendieron con una improvisada tarta de cumpleaños. ¡Wow! ¡No me lo creo! Esta vez sí, ¡Feliz cumpleaños! Muchísimas gracias a Simon y Julie por acogernos y ayudarnos de esa forma. Increíble experiencia.

Tras la complicada jornada cumpleañera, el cuerpo nos pidió hacer solo unos 20 kilómetros, y seguimos la celebración en el pueblo de Mapua. Allí encontramos una panadería donde el pan tenía una pinta buenísima. Quedamos en comprar una buena hogaza inmediatamente. Minutos después voy al baño a lavarme las manos y a la vuelta me encuentro mi sorpresa de cumpleaños. Mi maravillosa novia, conocedora del gran amor que profeso a los panes de calidad, me estaba esperando con la misma hogaza que yo hubiese elegido comprar con varias velas de colores clavadas encima. ¡Qué mejor regalo! El que dijo aquel famoso refrán no tenía ni idea.

Anuncios

2 comentarios sobre “Días 22-24. ¿Feliz Cumpleaños?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s